Hotel Ritz

Hotel Ritz

Querida María, acabo de llegar a Madrid y no he podido contenerme para escribirte. Los avances de la ciencia ya no tienen la barrera moral.

El vapor está por desarrollar,  ya se rebasa la velocidad de un caballo y estoy convencido que pronto viajaremos a más de 40 kilómetros por hora. Dicen que la electricidad, ese invento que ilumina estancias como la de este hotel, hará que los hombres sueñen y con ello se creen nuevos prodigios. Imagínate hacer máquinas silenciosas que muelan el trigo.

Ya sé que soy un visionario y que voy por delante de 1911, pero la época que se nos abre delante quien sabe lo que nos depara. Quizás las cartas vayan ellas solas por un hilo eléctrico, quién sabe. Solo agradezco a Dios vivir en esta época, donde un día te sorprendes y otro también. Sin duda la humanidad tiene un futuro muy grande.

Espero que llegue ya la próxima semana para ir a recogerte a la estación de Atocha. Te gustará pasear junto a mí por el paseo de las delicias, está espectacular en esta época del año. Tus primas Belinda y Daniela también te esperan, ya sabes que les encanta que les cuentes como visten las damas en París. Adoro contigo nuestros bailes de Salón, las visitas de los amigos, el té en la terraza, al bueno del Védrines con su loca carrera Paris – Madrid, ya sabes que no le para nada, ni el canal de la Mancha, ni nada que se proponga.

Como nosotros, siempre juntos.

André – Hotel Ritz de Madrid 8 de Mayo de 1911.

Hotel Ritz

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar
El pasado 23 de Febrero, El Rincón de Mamá tuvo el honor gracias a la asociación AMYL, de compartir la última comida que se dio en el salón Velazquez del hotel Ritz. El hotel cierra 100 años de historia en la capital y con ello hemos querido rendirle este pequeño homenaje. Un hotel que vio los grandes avances de la ciencia, los avances sociológicos,  varias guerras y muchas más alegrías. Hotel que ha conocido a las personas más relevantes de nuestra historia más cercana. En esta renovación que se está llevando a cabo, queremos pensar que un nuevo André escribirá a su María, esta vez desde su teléfono móvil. Mientras quién sabe, ojea el menú del hotel en realidad aumentada. Pero si estamos seguros, que transmitirá esa ilusión, esa felicidad por los nuevos años que vienen por delante, donde de nuevo las personas que escriben, rectifico o añado, escribimos y formamos parte de la historia, dejaremos nuestra impronta al cruzar la puerta de tan emblemático edificio.

Visita a Valsaín

Visita recomendada

“A no más de 4 horas a caballo, atravesando con cuidado eso sí el puerto de Navacerrada, te encuentras en casa de la tía. No tiene pérdida, si hay niebla en Valsaín, sigue siempre el olor de la leña. Tu olfato te guiará como el mejor sabueso del abuelo Fernando. Eso sí, una vez allí aunque el frío te sea incomodo, aguanta como debes los honores de la guardia. Luego ya verás dentro de palacio, una vez instalada como los fuegos de las chimeneas y su crepitar te abrazan mientras ves el jardín nevado, desde tu ventana.”

Quién sabe querida amiga, si una carta así se dirigían dos hermanas, para realizar una visita a su familiar, la reina Isabel II. Allí bajo la montaña, se encuentra la Granja de San Ildefonso. Siempre en un lugar privilegiado e idílico, al resguardo del tiempo bisiesto, el temporal y el climatológico. Presenta en estas fechas, aromas de otros tiempos. Con la nieve bajo nuestras botas, podrás recrearte en la visión de la fusión de la belleza pura en el valle de Valsaín.
 

Palacio de la granja de San Ildefonso

Nacido casi al unísono del mismísimo Versalles, sus jardines, monumentos y estatuas guardan más de mil historias. Quién sabe qué decisiones, qué acuerdos o promesas se sumaron al entorno. Y aunque ahora el palacio es un mero monumento, quién sabe lo que le deparará el destino. El Real Sitio de la granja es paciente y sabe esperar, de hecho es un buque que navega entre el tiempo. Y en esta parada de su historia, te brinda el poder subirte por unas horas a lomos de su esencia.
 
Pasear en primavera, verano, otoño o ahora entre las nieves te hace firmar con tu presencia, en el libro de honor al lado de todos los reyes, pasados, presentes y futuros. Y no te preocupes si al pasear; sorprendes a un fauno tocando su flauta bajo una fuente. Quizás esté rompiendo un hechizo y la dama de piedra bajo el agua, empiece a respirar. Obsérvalo en silencio, deja que tu respiración se una a sus notas.

Bien abrigadas, con sombrero Fedora de caza o gorrito de lana, guantes de piel y unas buenas botas de montaña para disfrutar del paseo y siempre al final…taza muy caliente de chocolate.

Valsaín

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar

Si quieres disfrutar de experiencias relacionadas con la moda, únete a nosotros.

El Ángel, eternamente inocente

Eternamente inocente

¿Qué es un Ángel de la guardia? Si, si, en pleno siglo XXI ¿Qué es un ángel de la guardia? Obviando la transcendencia religiosa, en la que dice que  un Ángel es una ser celestial que a tiempo completo y sin pagas extras, nos guarda las espaldas sacandonos de todos los embrollos. Ahora más bien un Ángel de la guarda es otra cosa. Al menos se ha reinventado como ahora tan de moda nos invitan a reinventarnos todos los días. Y cómo no, nuestro Ángel azuzado por la crisis, o por organizaciones pro-Ángel en el que se le insta a hacer valer sus derechos. Derechos frente a querubines o arcángeles supongo, ya que el ser alado que de momento escapa al control de Aena, ahora es otra cosa.

Protector

Este protector inmaterial y perenne se camufla en las acciones diarias de nuestros,padres, cónyuges, amigos y familiares. Cuando van mal las cosas, o cuando estamos en lo más profundo de un pozo, aparecen con su linterna y una escalera dispuestos a sacarnos del atolladero. Pero hay veces, en que la vida nos quita los ruedines y con nuestro impulso vamos directos a un problema. Da igual si es económico, de salud, familiar o de trabajo, ya que por más que encendamos las luces de nuestra Torre de Hércules, no hay ningún Ángel  avizor.
Y claro solo nos queda Dios, pero con eso también de la reinvención, quizás esté a otras cosas y ya no te atiende si no has abonado la cuota de socio. Da igual, el caso es si nacemos solos y algún día frente a la muerte estemos ya sin equipaje, cuando tengamos que salir de un problema también lo estaremos. Llámale preparación, o que eres una persona de recursos, o que a veces comulgas con ruedas de molino, pero admite que siempre hay un aliento suficiente para seguir adelante.
Eternamente Inocente

¿De dónde viene ese aliento?

Admite que no es una ventana mal cerrada, que las fuerzas de flaquezas o el impulso para mover el mundo sin palanca, lo llevas intrínseco en tu ADN. Solo que quizás, y digo que quizás, alguien o algo inicia el leve soplido que hace mover levemente tu  llama de acción. Y que al ver que esa llama hace un silencioso “tilín” todo tu ser se pone en movimiento.

Para recordarte que nunca estás sola, hemos seleccionado este collar en plata de ley para perpetuar en el tiempo, un sentimiento… eres inocente y nunca estarás sola.

La calidad de un anillo

La calidad de un anillo

Anillo blanco, de plata, anillo de mujer. Una joya que en se enmarca en los complementos que podemos llevar todos los días. Con cristales de Swarovski para darle más brillo a un anillo imperecedero.

Cuenta la historia, o mitad la leyenda. Que el joyero en Versalles probó todos los diseños posibles, se inspiró en la naturaleza, en los animales y en las distintas estaciones del año. Agotada ya su inventiva y ante la impaciencia de una reina que quería todos los días algo nuevo, el maestro recurrió a los engarces de diamantes. Optó por cada día desde su taller incrustar un pequeño diamante nuevo en el anillo.

La reina ya no distinguía si el anillo era nuevo o repetido. El maese podría haber repetido el mismo diseño en varias ocasiones y se hubiera ahorrado muchos quebraderos. Pero era un hombre de palabra y si se traicionaba a sí mismo nada tendría sentido. Por lo tanto cada día con cada piedra preciosa, calmaba su culpa y satisfacía a su reina.

Una reina con joyeros atestados de anillos, y que jamás reparó en ninguno de ellos. Hasta que pasados 365 días y agotados todos los diamantes. El joyero la instó a cambiarla el anillo por uno nuevo que asemejaba una hoja de nenúfar con una pequeña esmeralda.

Anillos_Penelope

Sólo su anillo

La reina optó por rechazarlo, ese anillo blanco de plata, se había convertido en un icono. De hecho en varias pinturas nuevas aparecía con él. El maestro quedó excusado de su deber cotidiano y la reina se sumió en sus asuntos.

Aquel anillo, pertenece ahora al tesoro de Francia, pero una copia inspirada en el mismo ha llegado a nuestro Rincón. Procede de Nápoles, de una familia joyera muy antigua. Quién sabe si los antepasados napolitanos, sean descendientes de aquel joyero. Pero lo que está claro que si conocían esta historia.