Corales de cera

Coral Point a la ligne

Dicen que cuando el primer hombre avistó las islas vírgenes lloró al sobrecogerle la belleza que contemplaba. Y es cierto, después de navegar durante meses, caminar por la fina, blanca y suave arena rodeado de un paisaje digno de un Adán o una Eva, no deja indiferente a nadie. Pero no todos los tesoros, ni toda la belleza se encuentra en la tierra. El mar, eterno compañero de nuestra vida, recordatorio omnipresente del lugar en el que nacimos, nos guarda con su celo de mesura, tesoros confesables a todo aquel que peque de valentía, o que las ganas de ir más allá le partan con un golpe certero, las ganas de acomodarse.

El coral, un símil a los peines del viento que tantos artistas han sembrado en la costa, acaricia y despeina la claridad del sol bajo el agua. Un coral es un ser vivo, que vive por y para otras especies. Anémonas, peces multicolores, destellos del cielo y gafas de buceador veraneante. No, poco le importa al coral, quién le observa y solo añora tener piernas, cuando el ignorante vecino para mal ganarse la vida, y nunca mejor dicho, siega con su cuchillo oxidado el coral. Un bonito cadáver malvendido en bazares, un pedazo de vida sesgada en un llavero Made in la mediocridad del ser humano.

Coral

En el Rincón de Mamá guardamos tributo, o más bien mostramos al mundo un fetiche, un icono de la mar y la magnificencia de la vida en un Coral. Nuestro coral no está mancillado por el stainless steel made in vaya usted a saber. El nuestro está elaborado con la cera virgen y pura de las abejas. Como se hacía antes, con productos naturales, regalos de Natura, obsequios de la vida. Moldeada con mucho tesón y conocimiento, nuestro Coral de cera recuerda esos secretos que ocultan bajo la superficie, y que a poco trabajo podemos descubrir zambulléndonos en cualquier playa.

Pero no solamente hay corales, también hay rosas, esponjas, floreros y otros detalles para todos los bolsillos y sensibilidades. La vida genera la cera, la vida moldea la cera, la vida disfruta de este coral que poco tiene que envidiar a los de la mar, salvo claro esta las dulces nanas de Neptuno a sus hijas de la mar.

Esperamos que lo disfrutéis.

Puedes adquirirla por 70 euros aquí <

[social_essentials]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
32 ⁄ 16 =