Siempre pendientes

Pendientes de la persona amada, pendientes de los padres que nos dieron la vida, pendientes de los que nos importan y a quienes importamos. Pendientes de la vida que a veces cuesta subir, pendientes en las que siempre alguien muy cercano y especial nos acompaña, pendientes que cuando las superamos salimos reforzados y felices de nuestro coraje y fuerza. Es maravilloso el idioma español cuando para una misma palabra utiliza  matices distintos. Esa misma palabra se adapta al día a día y a distintas situaciones, tomando connotaciones distintas. Y como no puede ser de otra forma esa palabra, “pendientes” toma su propio valor y significado en el rincón de mamá. Quizás un poco la palabra pendientes sea como una delicada copa de cristal, la cual podemos llenar de un precioso néctar o ser un simple vaso de agua.

Este ejemplo lingüístico como el amigo del rincón de mamá ya habrá intuido, es para hablar como no, de los pendientes del rincón. Utilicemos el lenguaje de nuevo, para describir lo más brevemente nuestros pendientes.

Los que habéis visitado la tienda del rincón de mamá habréis observado como nada más pasar su puerta, una persona os recibe con una gran sonrisa y disposición. Os habréis sentido como en una casa familiar. Esa sensación de tener una persona  pendiente de nosotros, para escucharnos, aconsejarnos y mantener una buena conversación. El rincón de mamá no es una tienda que se rige por una pendiente horaria, de esas que te agobian para hacer tu compra o consulta y abandonar rápidamente el establecimiento para seguir vuestro camino. En el rincón de mamá no hay pendientes como tales, sino más bien es un paseo junto al mar, un caminar con un amigo por un sendero de amistad. En el rincón de mamá las pendientes se tornan veredas donde la comunicación fluye sin trabas ni saltos de agua. Ya lo hemos descrito otras veces, una tienda que no es tienda, un rincón en el corazón de la ciudad, una ligera pendiente de bajada donde aligerar el peso de la vida, al menos por un instante.

Se nos olvidaba, estar pendientes a Septiembre se acercan muchas novedades, todas ellas buenas como no podía ser de otro modo.

Ser felices.

(Nuestros Pendientes)

[scrollGallery id=2]

[social_essentials]

@by Rubén García Codosero

 

Un comentario sobre “Siempre pendientes

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
14 ⁄ 7 =